8 síntomas de hemorroides en el embarazo y su tratamiento.

Tratamiento de hemorroides mientras se está embarazada . Las hemorroides son venas varicosas, es decir que se inflaman, en la parte inferior del y el ano, y pueden ser internas o externas.

Las hemorroides internas se encuentran al interior del recto. Generalmente no provocan dolor, pero tienen tendencia a sangrar. Por otro lado, las externas se sienten como bultos duros y provocan pequeñas hemorragias bajo la piel alrededor del ano.

Algunas personas también experimentan hemorroides prolapsadas, que son una variante más dolorosa de las internas. Ellas presionan al ano y sobresalen del cuerpo, por lo general después de ir al baño. A veces estas venas pueden quedar colgando de forma permanente debido a que el esfínter anal las estrangula.

 

Síntomas

 

Las hemorroides pueden ser muy angustiantes de experimentar debido a los síntomas involucrados, que pueden incluir:

 

  • Dolor apagado, que empeora durante o después de defecar.
  • Dolor agudo e intermitente en la zona del ano.
  • Sangre de un rojo fuerte al limpiarte con papel higiénico o en la superficie de las heces.
  • Sensación de quemazón.
  • Picazón alrededor del ano.
  • Papiloma cutáneo o protuberancia en la zona anal.
  • Secreción mucosa.
  • Gran dolor en el ano si la sangre al interior de las zonas inflamadas se coagula.

 

Si experimentas cualquiera de estos síntomas, en especial el sangrado, es importante que consultes a tu médico para confirmar el diagnóstico, ya que ellos también son síntomas de otros problemas, algunos de ellos graves.

 

Razón de las hemorroides durante el embarazo

 

Las hemorroides no salen de la noche a la mañana; se desarrollan lentamente con el tiempo. Son comunes durante el embarazo debido a un aumento de volumen de sangre, un aumento en la presión la zona rectal/anal debido al peso del embarazo, y el estreñimiento. Los factores hereditarios también entran en juego. Sentarse sobre superficies duras durante largos períodos de tiempo, levantar objetos pesados​​, así como permanecer sentado o de pie durante largo rato también puede contribuir a su formación.

 

Hemorroides y el volumen sanguíneo

Durante el embarazo, el volumen de sangre aumenta de manera que las venas se dilatan. Las venas bajo el peso cada vez mayor del útero son más susceptibles a crear várices (anormalmente hinchadas o dilatadas) a medida que el bebé y el útero lugares aumentan la presión sobre ellas.

 

Hemorroides y estreñimiento

El estreñimiento puede dar lugar a las hemorroides debido al esfuerzo, lo cual puede debilitar los vasos sanguíneos y hacer que se produzcan. Asegúrate de tener una dieta rica en fibra, beber suficientes líquidos y hacer ejercicio con regularidad para evitar esto; si necesitas también puedes consultar a un farmacéutico por suplementos de fibra.

Si notas algo de lo siguiente consulta con tu obstetra o médico:

 

  • Los síntomas no mejoran, o empeoran, tras 7 días.
  • Un cambio en los hábitos intestinales por más de 7 días.
  • Un dolor persistente en la zona abdominal o anal.

 

Formas de tratamiento

 

Hay varias cosas que puedes hacer para tratar las hemorroides, usando una combinación de tu dieta, remedios naturales y preparaciones sin prescripción.

 

Remedios naturales

 

Antes de tomar cualquiera de estos medicamentos consulta con un médico naturista o un experto de alimentos saludables para asegurarte de que son los adecuados para ti.

 

  • Sales bioquímicas, que pueden obtenerse sin receta en la farmacia o en tiendas de alimentos saludables.
  • Witchhazel es un astringente de vía tópica que también puede comprarse en la farmacia. Se puede aplicar por medio de una bola de algodón en la zona afectada antes de dormir. Dejar en el lugar la bola de algodón húmeda durante la noche y por lo general se ven excelentes resultados en 2-3 días.
  • Árnica – Haz una mezcla de una cucharada de tinte de árnica en un litro de agua fría y aplica tópicamente dos veces al día, usando un limpiador facial u otro paño limpio.
  • Baños de agua tibia varias veces al día durante 10 minutos más o menos.
  • Acupuntura para mejorar la circulación sanguínea.

 

Alimentación

 

Una dieta rica en fibra en base a vegetales, frutas y cereales te ayudará a tener deposiciones más blandas que salgan más fácil y mantener un transito regular. Asegúrate de beber 6-8 vasos de agua al día. El harina de coco es rica en fibra, por lo que al cocinar prueba utilizándola en lugar de la harina normal. El aceite de coco también es una buena opción; es excelente y puede reemplazar a la mantequilla, y puede utilizarse sobre la piel para todo tipo de usos, ya sea para hidratar la piel o  para aplicar en las costras lácteas de los bebés.

 

Tratamientos médicos

 

Además de la dieta y las sugerencias anteriores, existe una serie de otros tratamientos para las hemorroides, dependiendo del tipo, tales como:

 

  • Ungüentos astringentes o supositorios para disminuir los hemorroides.
  • Inyecciones
  • Ligaduras de banda elástica.
  • Cirugía, como última opción.

 

Consulta con tu médico las opciones de tratamiento para que realices el que garantice la seguridad tuya y de tu hijo.

 

Consejos

 

  • Si tienes hemorroides externas y limpiarse después de ir al baño resulta doloroso, prueba utilizando pañuelos húmedos para bebés.

Si sientes dolor al sentarte adquiere un anillo de goma.

Por Guadalupe De La Cruz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *