Consejos para deshacerse del chupo

Cómo deshacerse de la adicción al chupete. Al igual que no hay una “edad adecuada” para deshacerse del chupete; tampoco hay manera una “correcta” de hacerlo. Pero hay algunas cosas a tener en cuenta a medida que forma su plan para el destete del chupo:

  • Si usted está destetando un bebé que es menor de 12 meses, probablemente no necesite ser creativo. Usted probablemente puede lograrlo con simplemente tirar los chupos y luego prepararse para unas pocas noches sin dormir y algunas cortas siestas intranquilas.
  • Si usted está destetando un niño mayor, es posible que necesite ser creativo. Claro está, usted puede simplemente deshacerse de los chupos cuando su niño no esté mirando y terminar todo de sopetón. Pero también se puede ser creativo, y lograr que su niño le ayude con el proceso de destete. Conocí a una madre que le dijo a su hijo de 3 años que tenían que enviar sus chupos a los niños que no tenían ninguno – ¡él le ayudó a empacarlos en una caja y todo! Resultó ser una gran solución para esa familia.

Cómo deshacerse del chupo adecuadamente

Independientemente de las estrategias que utilice para destetar a su bebé o niño pequeño del chupete, tenga en mente los siguientes consejos:

  • Planee con anticipación. Destetar un bebé del chupete es un evento bastante pequeño, pero destetar a un niño mayor es uno grande. Muy, muy grande, para algunos niños pequeños. Así que planifique con anticipación, y asegúrese de que el destete del chupo no coincida con otro gran evento, como un trasteo, o el nacimiento de un nuevo hermano o el entrenamiento para ir al baño. Lo mejor es hacer frente a los grandes eventos de uno en uno, para ayudar a minimizar el estrés de su hijo.
  • Sea paciente. Es muy posible que haya algo de pataleta e insomnio cuando finalmente destierre los chupos. Así es como es. Así que prepárese para ser paciente para salir de la tormenta.
  • Sea firme. Si el destete del chupo no está funcionando, puede querer parar y volver a intentarlo más tarde. Y eso podría funcionar – ¡no estamos diciendo que no lo hará! Pero eso podría no ser el mejor acercamiento, especialmente si usted está destetando un niño ya mayorcito. ¿Por qué? Porque padres, sus niños son inteligentes. Y si tienen la más mínima sospecha de que sus acciones (llanto, gritos, rabieta, lanzamiento de cosas, etc.) pueden hacer que usted cambie de posición, ¿adivine que es lo que va a pasar? El llanto, los gritos, las rabietas y lanzamiento de objetos sólo empeorará. Es mejor ser firme y consistente ahora – no sólo el destete del chupo sucederá más rápido, sino que además enseñara a su niño la valiosa lección de que mamá y papá quieren decir lo que dicen.
  • Mantenga la perspectiva. Para algunos padres, el destete del chupo pertenece a la categoría de “cosas que se sienten como si literalmente podrían matarme”. Es así de doloroso y brutal. ¡Pero no se desanimen padres! Ya pasará. Lo prometemos. Y sólo piénselo – una vez que haya librado este obstáculo, ¡sólo habrán 15 o 16 años más de obstáculos por delante!

Por Guadalupe De La Cruz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *