Efectos secundarios de la cafeína en el embarazo

La cafeína es un compuesto común en muchas plantas, granos y semillas. Se le considera una droga legal. Es una sustancia que dinamiza el cuerpo. Muchas personas la usan como estimulante.

Existen muchos estudios científicos sobre el efecto de la cafeína en el embarazo. Sin embargo, tras años de investigación el tema todavía siendo controversial. De acuerdo al Departamento de Control de Alimentos y Medicamentos de los EE.UU. (FDA) la cantidad de cafeína considerada segura durante el embarazo es de 200-300 mg diarios. Otro estudio sostiene que la cantidad consumida no debe superar los 200 mg.

Si usted se encuentra embarazada, consumir cafeína durante el embarazo es una mala idea. Si no está embarazada pero intenta estarlo, la cafeína puede dificultar el proceso. Esta sustancia es tan peligrosa como el alcohol para una embarazada. La cafeína es un estimulante del sistema nervioso que es absorbido por la sangre tras 15 minutos de haber sido consumido. Le cafeína en grandes cantidades tiene efectos adversos sobre el cuerpo.

Efectos de la cafeína en el cuerpo

La cafeína puede causar varios efectos adversos en el cuerpo, todos los cuales pueden afectar al feto de diferentes formas. Los efectos adversos son:

  • Aumento del ritmo cardiaco
  • Aumento de la presión arterial
  • Sudor
  • Desórdenes del sueño
  • Nerviosismo
  • Deshidratación

Efectos de la cafeína en el bebé

Un cuerpo adulto tiene un metabolismo desarrollado que puede manejar la cafeína, pero no es el caso en el cuerpo de un bebé. En las embarazadas la cafeína se mezcla con su sangre y de este modo llega al feto. La cafeína es una de las pocas sustancias capaces de cruzar la placenta. La habilidad corporal de eliminar la cafeína no está aún desarrollada en el organismo de un bebé, por lo que la sustancia puede permanecer en su sistema por más tiempo, tiempo suficiente para interferir con el desarrollo. Algunos estudios han mostrado que las mujeres que consumen cafeína durante el embarazo dan a luz niños que sufren de frecuencia respiratoria y ritmo cardiaco acelerados, desórdenes del sueño, etc. Además, la cafeína actúa como diurético, provocando una deshidratación que puede resultar nociva en el organismo de un bebé. Finalmente, la cafeína puede obstaculizar la absorción de nutrientes como el hierro.

La cafeína en el primer trimestre de embarazo

El consumo de cafeína puede ser muy peligroso durante el primer trimestre de embarazo porque se trata del periodo más importante en el desarrollo de los órganos del feto. Durante el embarazo el cuerpo de la madre elimina con mayor lentitud la cafeína, lo que le facilita entrar a la sangre de ella y luego a la del bebé. Es recomendable evitar la cafeína durante todo el embarazo, no sólo durante el primer trimestre, recuerde que es por seguridad.

La cafeína y el aborto

Algunos estudios han tratado de establecer una relación entre la cafeína y el aborto espontáneo. Se ha descubierto que las embarazadas que consumen cafeína son ligeramente más propensas a abortar. Un consumo mayor a 8 tazas de café diarias es considerado riesgoso para el embarazo. Pero algunos otros estudios han mostrado que un consumo mayor a 5 tazas diarias durante el embarazo puede incluso duplicar el riesgo de sufrir aborto espontáneo, mientras que un consumo menor no representa grandes peligros. En motherisk.org puede consultarse un análisis detallado de los efectos conocidos de la cafeína en el embarazo.

Alimentos y bebidas que contienen cafeína

La mayor fuente de cafeína es el café. Pero también el chocolate, las gaseosas y el té contienen cafeína. Siempre es recomendable tener precaución con lo que se consume durante el embarazo. Y recuerde que evitar la cafeína no significa reemplazarla con otros alimentos poco saludables.

Por Guadalupe De La Cruz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *