Alimentos para aumentar la fertilidad femenina y concebir bebé

Dieta de fertilidad para poder embarazarse y tener un niño. Lista de alimentos que debes consumir para aumentar tus probabilidades de fertilizad y quedar embarazada. Probablemente sabes que consumir una dieta nutritiva y tener un estilo de vida saludable (que incluye hacer ejercicio, mantener tu peso bajo control, reducir el alcohol, entre otras cosas) es una excelente manera de tener probabilidades de concebir y preparar al cuerpo para un embarazo. Si ya sigues esos pasos, puedes darte a ti mismo una palmadita en la espalda – o en el vientre.

 

Sin embargo, lo que puedes no saber, es que investigaciones han descubierto que más allá de una dieta saludable en general, hay algunos alimentos que puede ser especialmente útiles para quedar encinta (si quieres puedes llamarlos “alimentos de fertilidad”). Por otra parte, hay algunos alimentos no tan saludables que pueden ser especialmente perjudiciales para tus esfuerzos de concebir un hijo. Debes tener en cuenta, sin embargo, que la investigación sobre estos alimentos está aún en su fase inicial, y por cada estudio que muestra un vínculo entre, por ejemplo, las bayas y la concepción, hay otro para cuestionarlo. Por lo que aunque no exista un alimento que garantice tener un embarazo, definitivamente sí hay algunos alimentos que pueden ayudarte (que son buenos para la salud, una razón más que suficiente), y que hay otros alimentos que debes evitar .

Alimentos de fertilidad

Lácteos: estos alimentos son ricos en calcio, un nutriente que es esencial no sólo para la salud de los huesos , sino también para la salud reproductiva. Así que vale la pena consumirlos (por ejemplo leche, yogur y queso) cuando buscas tener un hijo. Pruebe consumiendo productos que tengan materia grasa, especialmente si usted tiene problemas de ovulación, ya que algunas investigaciones estiman que beber una porción de leche entera (o helado que no sea dietético) puede disminuir el riesgo de padecer infertilidad ovulatoria. Recuerda si que solo necesitas una porción de la grasa total de lácteos al día; consumir más que eso te hará subir de peso (y obstaculizará tus esfuerzos de quedar encinta). ¿No te gustan mucho los productos lácteos? También puedes encontrar calcio en otros alimentos, tales como vegetales de hojas verdes, salmón con espinas enlatado, tofu, almendras o jugos fortificados. Busca tener un consumo de 1.000 mg de calcio al día mantén esta cantidad constante cuando ya estés embarazada , ya que este elemento es crucial para el desarrollo de los huesos y dientes de tu hijo.
Proteínas magras: proteína animal como carne magra de pavo, pollo y res son abundantes en hierro, y hay estudios que demuestran una relación entre el hierro y la fertilidad: mujeres que tienen suficiente hierro tienen una tasa de fecundidad más alta que aquellas que tengan una deficiencia de este nutriente. Así que aumenta tu ingesta de proteína animal magra a dos porciones al día, pero asegúrate de mantenerte alejado de las variedades ricas en grasa y también evita más de tres porciones diarias, ya que investigaciones han mostrado que demasiada proteína (inclusive magra ) puede disminuir la fertilidad. De hecho, considera intercambiar una porción de proteína animal para una de proteína vegetal: alimentos como frijoles, queso de soja o quínoa. Si consumes ningún tipo de proteína animal deberías asegurarte de que tu vitamina prenatal contenga hierro.
Carbohidratos complejos: comer hidratos de carbono complejos (cereales integrales, legumbres, verduras y frutas) en vez de refinados (pan blanco, arroz blanco o comidas azucaradas) pueden aumentar la fertilidad. ¿Cómo? La digestión de los carbohidratos refinados provoca un aumento de azúcar y la insulina en la sangre y el cuerpo, y el aumento de los niveles de insulina puede alterar las hormonas reproductivas e interferir con el ciclo menstrual (¿y quién quiere un ciclo malo cuando quiere tener un hijo?) . Los carbohidratos complejos , por otro lado, toman más tiempo en digerirse y no causan aumento en los niveles de insulina, y lo que es más: pueden incluso promover una ovulación regular. Otra ventaja de consumir estos carbohidratos, como los granos enteros, es que contienen varios nutrientes como ácido fólico, lo que aumenta la fertilidad y disminuye la incidencia de trastornos del tubo neural en el feto, algo que puede ocurrir al comienzo del embarazo (incluso antes de saber que esperas un hijo). Por supuesto que cuando se habla de ácido fólico más es mejor, así que elige una vitamina prenatal que tenga al menos 400 mg de este elemento.
Pescados grasos: los ácidos grasos Omega- 3 que se encuentran en los pescados grasos como el salmón, las sardinas y el arenque otorgan grandes beneficios para aumentar la fertilidad. Pueden ayudar a regular las hormonas reproductivas, aumentar el flujo sanguíneo en los órganos reproductivos y aliviar el estrés (se ha demostrado que esto último es un obstaculizador seguro para ser fértil) . ¿Qué hacer si no eres muy aficionado al pescado? Puedes obtener ácidos grasos Omega- 3 de otros alimentos, como la linaza, nueces, semillas de calabaza o huevos enriquecidos, y también puedes hablar con un profesional de la salud sobre suplementos de Omega-3.
Ñame silvestre: Algunos expertos piensan que este alimento típico de la fiesta de Acción de Gracias contiene una sustancia que puede ayudar a estimular la ovulación. De hecho, personas consumen grandes cantidades de ñame silvestre tienen una alta tasa de gemelos. Cuando se trata de alimentos de fertilidad, ¡éste puede tener un efecto doble!
Bayas: Los arándanos y las frambuesas están particularmente llenos de antioxidantes, que ayudan a prevenir el daño y el envejecimiento de las células del cuerpo, y esto incluye a las células del sistema reproductivo, los óvulos. Es por esto que una dieta rica en estos frutos puede ayudar a tener óvulos sanos y aumentar su periodo de vida.
Ostras: Las ostras son famosas por ser un afrodisíaco y esto es por una buena razón: contienen zinc, elemento crucial para la concepción. La deficiencia de zinc puede afectar el ciclo menstrual y disminuir la producción de óvulos de buena calidad. ¿Qué hacer si simplemente no puede pasar la idea de comerlos? Puedes encontrar zinc  en alimentos como carne de res, de ave, productos lácteos, frutos secos, huevos, cereales integrales y legumbres, aunque en una cantidad menor. También puedes obtener zinc de vitaminas prenatales.

Por Guadalupe De La Cruz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *