34 Semanas De Embarazo. 7 Riesgos De Una Episiotomía.

Tu bebé continúa creciendo y engordando durante las 34 semanas de embarazo. No mucho ha cambiado en tu bebé, salvo que está sumando peso valioso. Ten en cuenta que el peso del bebé presentado en cada semana de nuestra Guía Semana a Semana son sólo estimaciones. Algunos bebés pesan un poco más y otros un poco menos. Algunos bebés también medirán más largo o medirán menos. Cada bebé es único.

Hay muchos factores que hacen de la estimación del peso de tu bebé algo difícil. A muchas mujeres les gusta tener una estimación de cuán grande está su bebé durante sus visitas prenatales. Sin embargo, la mayoría de las estimaciones, a menos que se calculen con ultrasonido, pueden estar desfasadas en más o en menos de una libra o medio kilo. La discrepancia se debe a la dificultad de adivinar cuánto pesa el bebé junto con la placenta y el líquido amniótico durante tu embarazo semana a semana.

Durante un ultrasonido, el médico tomará muchas medidas para ayudar a estimar el peso del bebé y el tamaño. Entre las medidas más comunes incluyen el diámetro de la cabeza de tu bebé, la circunferencia de la cabeza y el abdomen y la longitud del fémur de tu bebé. Las estimaciones de peso de tu bebé mediante una ecografía todavía no son precisas cuando se realizan al final de tu embarazo.

¿Qué Tan Grande Es El Bebé De 34 Semanas De Embarazo?

A las 34 semanas de embarazo, tu bebé tiene ahora 4.7 libras (2131 gramos ó 2,1 kilos) y más o menos medirá 18 pulgadas (45 centímetros).

Tu Propio Crecimiento Y Desarrollo En Las 34 Semanas De Gestación.

Tu útero a las 34 semanas de embarazo ya está a tan sólo 5 o 6 pulgadas por encima de tu ombligo. Puedes notar que te ves igual o diferente a otras mujeres embarazadas que están en la misma etapa que tú. Cada mujer lleva su bebé de manera diferente. Algunas tienden a ser más anchas, mientras que otras son más bajas o más altas. Puedes incluso tener diferencias entre un embarazo y otro.

Hay muchas mujeres que creen que la forma de su barriga representa el sexo de su bebé a las 34 semanas de embarazo, pero por lo general, se trata de un cuento o mito. Es divertido adivinar sin embargo, particularmente si estás esperando hasta el parto para determinar el sexo de tu bebé.

Cambios Dentro De Ti A Los 8 Meses De Gestación

Probablemente estás llevando con un poco de incomodidad las 34 semanas de embarazo. También es probable que comiences a sentirte ansiosa por conocer a tu bebé recién nacido. Algunas mujeres comienzan a preocuparse por si su bebé va a pasar por el canal de parto. Generalmente, tu médico no será capaz de predecir si tu bebé es demasiado grande para caber a través de tu pelvis. Este diagnóstico se hace típicamente durante el parto, cuando tu doctor puede determinar la forma en que el bebé está acomodado en tu pelvis.

Sólo porque eres pequeña no significa que no serás capaz de dar a luz un bebé grande. Hay muchas mujeres pequeñas que paren bebés de 8 libras (3628 gramos ó 3,6 kilos) o más.

Después de 34 semanas de embarazo, algunas mujeres también comienzan a preguntarse si su bebé “caerá”. “Dejar caer” es un término que se refiere al proceso mediante el cual la cabeza del bebé entra en el canal de parto. Este cambio de posición puede ocurrir en cualquier momento, pero por lo general sucede unos pocos días antes de la entrega.

Cuando “caiga”, debes notar un cambio en tu abdomen o barriga. Puedes notar que tu bebé está descansando bien bajo. También podrás notar que de repente se vuelve más fácil respirar, en parte porque se ha “aligerado” la carga y ahora tienes más espacio disponible en tu parte superior del abdomen.

Después de que tu bebé “cae” o se posiciona en el canal de parto, es común empezar a sentir algo de presión en la vagina a las 34 semanas de embarazo. Algunas mujeres se preocupan de que su bebé pueda caerse. Habla con tu médico si la presión es severa. Tu profesional médico puede comprobar para ver exactamente qué tan baja está la cabeza del bebé. Por lo general, todo estará bien, sólo tendrá que acomodar a tu bebé sentándote un poco más bajo de lo que estas acostumbrada.

Una Mirada Al Interior De Las Camisetas Para Maternidad

¿Quieres saber lo que muchas mujeres embarazadas encuentran más cómodo de usar? ¿Por qué? Por supuesto que las camisetas de maternidad. Las camisetas para maternidad y las camisetas normales proporcionan toda la comodidad con sólo un poco de espacio adicional. Algo que vas a necesitar durante los próximos 9 meses de embarazo. Muchas camisetas de maternidad están especialmente diseñadas teniendo en cuenta a las mujeres embarazadas. Ellas pueden tener lindos logotipos que le dicen a los espectadores si tienes un niño o una niña (e incluso en algunos casos si son gemelos), u otras imágenes con clase. La mayoría de las camisetas de maternidad vienen con gran variedad de colores, formas y tamaños. Puedes mezclar y combinar colores sencillos con colores más entusiastas, mezclas de colores.

Si estás pensando en vestuario esencial durante el embarazo, no te olvides agregar camisetas para maternidad a tu lista de imprescindibles. Una vez que tengas una camiseta de maternidad perfecta, verás que no puedes vivir sin ella.

Riesgos Acerca De La Episiotomía En El Tercer Trimestre De Embarazo

Cuando se acerca el nacimiento de tu bebé poco despues de las 34 semanas de embarazo, muchas mujeres comienzan a preguntarse acerca de si necesitarán o no necesitarán una episiotomía. Estudios recientes han demostrado que, si bien las episiotomías son comunes, son un procedimiento médico innecesario que a muchas madres hacen sufrir en el momento de la entrega.

Una episiotomía es una incisión que tu médico hará desde la parte inferior de la vagina en la parte superior del recto en un esfuerzo por evitar que se rompa durante el parto. Muchas mujeres experimentan desgarros cuando la cabeza del bebé pasa a través del canal de parto.

Los defensores de este procedimiento argumentan que esto puede ayudar a prevenir roturas y desgarros innecesarios. Sin embargo, hay muchas mujeres que sufren de complicados y grandes desgarros, dolor innecesario, e incluso hay unas que requieren cirugía reconstructiva después de una episiotomía. Muchas veces, una episiotomía significará un período de recuperación más largo después del parto.

Existen ciertos riesgos asociados con una episiotomía, incluyendo:

  1. Aumento del riesgo de pérdida de sangre durante el parto.
  2. Aumento del riesgo de infección.
  3. Debilitamiento de los músculos del suelo pélvico después del parto.
  4. Aumento de los tiempos de curación.
  5. Pérdida de la sensación sexual después del parto.
  6. Incontinencia.
  7. Aumento del riesgo de un grave desgarro durante el parto.

En algunos casos, una episiotomía puede ser un procedimiento para salvar vidas. Puede ser médicamente necesario, sobre todo en momentos en que el bebé está en peligro y debe ser dado a luz rápidamente.

Masajes Perineales Antes Del Parto.

El tamaño del bebé no tiene realmente nada que ver con la cantidad de desgarro que puedas experimentar. ¿En qué medida el tamaño de la cabeza del bebé realmente determina si tendrás algún desgarro durante el parto?

¿Hay algo que puedas hacer para evitar una episiotomía? Algunas mujeres y profesionales de la salud estimulan el estiramiento suave del canal de parto durante el trabajo de parto y el nacimiento. Esto se refiere a menudo a un masaje perineal. En realidad puedes realizar este masaje en las 34 semanas de embarazo previas al nacimiento y hasta llegar a el dia de parto.

Un masaje perineal es una forma de ejercicio que puede ayudarte a preparar tu cuerpo para el parto luego de las 34 semanas de embarazo. Muchas mujeres comienzan dichos masaje entre las cinco y las seis semanas previas al parto. El uso del masaje perineal puede ayudar a reducir los riesgos de desgarro excesivo.

Muchas mujeres optan por realizarse un masaje perineal a sí mismas, sin embargo, no hay ninguna razón para que tu pareja no te pueda ayudar. Para realizar un masaje perineal tendrás que hacer lo siguiente:

  1. Siéntate en una posición que te permita estar cómoda con las piernas separadas.
  2. Coloca un poco de lubricante soluble en agua en tus dedos y tus pulgares, así como en el área entre la vagina y el ano.
  3. A continuación, coloca los pulgares en la vagina a mitad de camino. Extiende tus piernas y presiona firmemente sobre la zona perineal. Prueba presionando hacia abajo y hacia los lados al mismo tiempo, de modo que se extienda dicha zona.
  4. Mantén esa posición durante unos minutos. Debes sentir algo de hormigueo.
  5. Masajea el canal vaginal inferior de adelante hacia atrás.

Lo mejor es que preguntes a tu médico cómo realizar debidamente un masaje perineal si estás interesada en las 34 semanas de embarazo. A menudo es difícil de visualizar estas actividades sin que alguien en realidad te muestre cómo llevarlas a cabo.

En última instancia luego de las 34 semanas de embarazo, la mejor manera de evitar desgarros es por medio de un parto de presentación cefálica normal, lento y controlado. Si trabajas con un profesional de salud calificado, tienes una mejor oportunidad de dar a luz a tu bebé con daño mínimo en la vagina y sus alrededores. Si tienes preocupaciones acerca de desgarros, habla con tu médico. Normalmente, tu doctor será capaz de despejar muchas de tus preocupaciones y te informará de todas las opciones antes del nacimiento.

Por embaybe

3 comentarios en “34 Semanas De Embarazo. 7 Riesgos De Una Episiotomía.

  1. chela

    mi bebe tiene liquido en su cerebro lo detectaron alas 32 semanas estoy preocupada se debera al cambio de posición o a que se debera?

    Reply
  2. jandy tiznado

    solo kiero saber si un bebe muere en el bientre alas 39 semanas y te hacen el legrado te lo entregan para enterrarlo ose kedan con el . si murio por desprendimiento de palcenta

    Reply
  3. alejandra

    kiero saber si cuando tu baby muere de 39 semanas de gestacion en el bientre por desprendimiento de placenta te lo entregan p
    ara enterrarlo o lo dejan en el seguro

    Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *