15 Semanas De Embarazo. Medicamentos Aceptables Para Embarazadas

Tu bebé crece rápidamente a medida que continúas con el periodo de gestacion. Si pudieras echar un vistazo dentro de tu útero en estas 15 semanas de embarazo, aún podrías ver sus vasos sanguíneos a través de su piel delgada como un papel. De hecho, ¡los vasos sanguíneos que se forman en su cuerpo hacen que parezca un mapa! Esta semana, tu bebé empezará a producir lanugo, que es el vello delgado que cubre su cuerpo hasta unas pocas semanas antes del parto. El lanugo cubre cada parte de tu bebé mientras se encuentra en el útero, excepto las palmas de las manos, las plantas de los pies, los labios, el pene, las uñas y la parte interior de los dedos de las manos y los pies. Generalmente, los bebés mudan ese vello en el octavo mes de gestación, pero puede persistir en algunos recién nacidos por un breve periodo de tiempo. Los bebés prematuros tienen más posibilidades de nacer con lanugo. Tu bebé puede empezar a chuparse el dedo esta semana.

15 semanas de embarazoDurante 15 semanas de embarazo, los huesos de su cuerpo también están empezando a endurecerse y seguirán haciéndolo a lo largo de todo el embarazo. Tu bebé gasta casi todo su tiempo practicando la respiración, inhalando y exhalando líquido amniótico. Aunque no lo creas, con sólo hacer eso sus alveolos se desarrollarán durante la gestación. En este punto, tu bebé sigue formando las papilas gustativas.

¿Qué tan grande es tu bebé a las 15 semanas de embarazo?

¡Tu bebé ya mide 4 pulgadas (10,16 cm) y pesa más de 2,4 onzas!

Tu Crecimiento Y Desarrollo

Para las 15 semanas de embarazo, deberías empezar a notar tu abdomen más pronunciado. La mayoría de las mujeres habrá ganado entre 5 y 10 libras hasta ahora, y su útero habrá crecido o estará empezando a crecer más allá de los huesos de la cadera. Tu médico podrá sentir tu útero aproximadamente 3 pulgadas (7,62 cm) por debajo de tu ombligo. Más adelante, empezará a tomarle medidas, conocidas como “altura uterina”. Esto ayudará a confirmar tu fecha estimada, ya que usualmente se correlaciona con el número de semanas de embarazo. La altura uterina se define formalmente como la distancia entre la parte alta de tu útero y tu hueso púbico.

Cambios En Ti

A las 15 semanas de embarazo, estás empezando a sentirte más embarazada. Algunas mujeres empiezan a sentir algunos efectos secundarios inesperados en una etapa bastante avanzada. Por ejemplo, la salivación excesiva no es común durante el embarazo. No es nada de qué preocuparse, pero en ocasiones puede ser un poco inconveniente.

Otras mujeres empiezan a sentir la nariz más tapada. Esto se debe a la inflamación de las membranas mucosas de la nariz, que es en gran parte el resultado del aumento en la producción hormonal. A las 15 semanas de embarazo, tal vez también puedes descubrir que te has resfriado. Las embarazadas son más susceptibles a las enfermedades comunes, en parte porque sus sistemas inmunológicos se encuentran comprometidos. Asegúrate de lavar cuidadosamente tus manos cuando te encuentres en sitios públicos.

Muchas embarazadas se descubren víctimas de una indeseada infección en el tracto urinario en sus 15 semanas de embarazo. Desafortunadamente para algunas, éste es otro desagradable efecto secundario. Aunque no lo creas, las infecciones en el tracto urinario son más comunes durante el embarazo, principalmente porque los músculos de los uréteres se relajan debido a los niveles crecientes de progesterona. El útero también puede comprimir los uréteres, causando que la orina fluya con más lentitud hacia la vejiga, lo cual permite que las bacterias se acumulen. Algunas mujeres también concentran más orina cuando están embarazadas, lo cual puede contribuir a las infecciones en el tracto urinario.

De hecho, en estas 15 semanas de embarazo y en tu primer control prenatal tu médico realizará una prueba a tu orina para buscar bacterias relacionadas con las infecciones en el tracto urinario. Generalmente, las mujeres que salen negativas en esta prueba no contraerán ninguna infección mientras estén embarazadas. Sin embargo, todavía quedan posibilidades. Si durante tu primer control prenatal presentas bacterias, probablemente tu médico te recetará antibióticos para alejarlas de tu sistema. Es importante desaparecer completamente la infección. Si no se trata, aumenta el riesgo de que desarrolles una infección en los riñones durante el embarazo, lo cual puede ser muy serio en algunas situaciones.

Existen señales que delatan las infecciones del tracto urinario en la mayoría de los casos en estas 15 semanas de embarazo. Algunas de ellas son:

  1. dolor o ardor al orinar,
  2. dolor en la parte baja del abdomen,
  3. necesidad frecuente de orinar aunque no sale mucho,
  4. sangre en la orina u orina turbia.

Sin embargo, los síntomas pueden ser diferentes durante el embarazo semana a semana y pueden incluir náuseas o fiebre. Los síntomas de una infección en los riñones son más severos, y generalmente incluyen fiebres altas, dolor en la espalda baja o en el abdomen y náuseas o vómito.

Afortunadamente, en las 15 semanas de embarazo puedes hacer muchas cosas para prevenir una infección en el tracto urinario durante el embarazo. Algunas de ellas son: tomar por lo menos 10 vasos de 8 onzas de agua al día, orinar apenas sientas la necesidad y limpiarte de adelante hacia atrás. También puedes tomar jugo de arándano para evitar que se formen bacterias en el tracto urinario.

Consejos Para El Cuidado De La Salud Durante El Embarazo

En general, en las 15 semanas de embarazo y las siguientes no es recomendable tomar ningún tipo de medicamento, a menos que sea absolutamente necesario. Sin embargo, algunas embarazadas necesitarán un tratamiento con antibióticos. En ocasiones los beneficios de tomar un medicamento superan los riesgos asociados con él.

Generalmente, los medicamentos se organizan en categorías que describen cuan seguro o inseguro es usarlos durante el embarazo.

Los Medicamentos De Categoría A Durante El Periodo De Gestación

se consideran generalmente seguros y por tanto no se ha demostrado que hagan daño al feto en desarrollo. Sólo unos pocos caben en esta categoría, entre ellos Mycostatin, una crema para la candidiasis.

Los Medicamentos De Categoría B Para Embarazadas

son aquellos que no están asociados con defectos de nacimiento o complicaciones del embarazo. Se consideran seguros. Algunos de ellos son muchos antibióticos utilizados para tratar infecciones durante el embarazo, tales como la amoxicilina, la ampicilina, el zovirax, el zitromax y el clotrimazol vaginal entre otros.

Los Medicamentos De Categoría C

son los que pueden o no ser seguros en estas 15 semanas de embarazo y siguientes. Simplemente no existe suficiente información sobre ellos para sacar conclusiones definitivas, pero tampoco tienen suficientes vínculos conocidos con defectos de nacimiento en humanos. Algunos de ellos son: ciprofloxacino, monistat, terazol, isoniazida y algunas vacunas.

Los medicamentos de categoría C tienen contraindicaciones para el embarazo y están asociados con problemas específicos, incluyendo defectos de nacimiento. Entre estas drogas se encuentran las siguientes: tetraciclina, minocin y sulfamidas.

Asegúrate de discutir cualquier condición que padezcas con tu doctor en estas 15 semanas de embarazo. Debes entender los riesgos y los beneficios de los medicamentos que tomas cuando estás embarazada.

Por Guadalupe De La Cruz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *