14 Semanas De Embarazo. Infecciones Por Mascotas En El Hogar.

Para las 14 semanas de embarazo, tu bebé está creciendo muy rápidamente. Su cuerpo ya se está poniendo al día con su cabeza, un poco más grande. Sus orejas ya han empezado a moverse hacia los lados de la cabeza y sus ojos siguen acercándose cada vez más.

Durante las 14 semanas de embarazo, el cuello de tu bebé se estirará y la barbilla empezará a levantarse del pecho. Sus reflejos seguirán desarrollándose esta semana. Por ahora, debe estar nutriéndose directamente de la placenta. Recuerda que todo lo que pones en tu cuerpo puede cruzar la placenta y afectará a tu bebé. Esto no sólo incluye lo que comes –como los conservantes alimenticios–, sino también lo que entra en contacto con tu piel, como los espráis para la casa u otros agentes limpiadores. No olvides que las lociones penetran tu piel, así que ¿por qué no lo harían los limpiadores para la casa? Ahora, más que nunca en tu vida, es importante que hagas elecciones seguras y saludables en lo que respecta a tu bienestar.

14 semanas de embarazoCualquier cosa que comas o inhales puede afectar directa o indirectamente a tu bebé. Una dieta saludable es vital para el bienestar de tu hijo. Evitar el alcohol, así como algunas comidas, es importante para asegurar un ambiente feliz y saludable para tu pequeñín. Si estás fumando durante el embarazo, por favor déjalo ahora.

Infecciones Por Mascotas En El Hogar

Algo que nunca debes hacer estando embarazada es cambiar la caja de arena del gato. Si lo haces, corres el riesgo de contraer una enfermedad llamada Toxoplasmosis. Se trata de una infección que puede presentarse por el contacto con la deposición de un gato infectado. El riesgo para tu bebé es enorme.

A menudo, los gatos pueden infectarse por fuentes externas, incluyendo roedores. Casi todas las personas que han tenido gatos por mucho tiempo probablemente ya han estado expuestas a la enfermedad en algún punto de sus vidas, y esto no incrementará obligatoriamente el riesgo para tu bebé. Sin embargo, durante el embarazo si tendrás una excusa para que alguien más se ocupe de la tarea por un tiempo. También debes evitar arreglar mucho el jardín, ya que los gatos callejeros a veces prefieren dejar sus deposiciones en el suelo de los jardines.

Si es absolutamente necesario que arregles el jardín o cambies la caja del gato, asegúrate de usar guantes y máscara y de lavar tus manos después de realizar cualquiera de estas actividades de alto riesgo.

¿Qué tan grande es tu bebé a las 14 semanas de embarazo?

¡Hacia las 14 semanas de embarazo, tu bebé pesa casi 5 onzas y mide 3,4 pulgadas (8,63 cm)! Cada día del embarazo semana a semana tu pequeñín crece más y más proporcional.

Tu crecimiento y desarrollo

A las 14 semanas de embarazo, tu estómago debe estar sobresaliendo un poquito. Algunas mujeres lo consideran un cambio de bienvenida. Durante esta semana, tal vez también empieces a sentir algunos otros síntomas, tales como estreñimiento. El estreñimiento es muy común en el embarazo, y puede estar relacionado, entre otras cosas, con el incremento en la cantidad de hierro que consumes para evitar la anemia.

Afortunadamente, puedes hacer muchas cosas para aliviar naturalmente el estreñimiento. Es mejor que lo hagas en estas 14 semanas de embarazo, porque el estreñimiento crónico puede acarrear o empeorar las hemorroides durante el embarazo. Lo primero y más importante es asegurarte de beber montones y montones de agua. Si tienes sed, lo más seguro es que ya estés deshidratada. Las comidas altas en fibra también te pueden ayudar a reducir el estreñimiento… pero ten cuidado. Incorporar mucha fibra repentinamente a tu dieta puede provocarte un exceso de gases, lo cual es supremamente incómodo cuando estás embarazada. Empieza añadiendo lentamente comidas altas en fibra como frutas y cereales, así tu cuerpo podrá adaptarse a ellas y descomponerlas con más facilidad. De esta forma reducirás la incomodidad y el estreñimiento.

Cambios en ti

Además de tu barriga que crece, a las 14 semanas de embarazo tal vez te sientas con más ganas que nunca de hacer ejercicio. Casi todas las mujeres tendrán mucha más energía durante el segundo trimestre para embarcarse en un programa de ejercicio para embarazadas.

Si nunca antes te has ceñido a un programa de ejercicios para embarazadas, asegúrate de tener el permiso de tu médico para hacerlo ahora en estas 14 semanas de embarazo. Es importante que empieces con calma. Debido al incremento en tus niveles hormonales, durante el embarazo eres más propensa a lastimarte, particularmente en el tercer trimestre, cuando el cuerpo empieza a producir una sustancia llamada relaxina. La relaxina ayuda a alargar y suavizar el cuello uterino y el área conocida como sínfisis púbica, o el lugar donde se unen los huesos púbicos. Así se facilita la transición hacia el trabajo de parto. También incrementa tus posibilidades de lastimarte si te caes o realizas movimientos bruscos. Asegúrate de tomarlo todo con calma.

Es probable que tu médico te pida que mantengas el pulso cardíaco por debajo de 140 durante el embarazo. Así no te fatigarás demasiado y tu bebé podrá obtener cantidades adecuadas de oxígeno durante la actividad física.

Aunque es seguro levantar pesas en las 14 semanas de embarazo, es mejor que te asegures de no usar mucho esfuerzo. Si el peso que levantas te obliga a sostener la respiración y pujar fuerte, entonces es demasiado. Levantar demasiado peso puede cortar momentáneamente el suministro de aire hacia el útero, lo cual no es muy recomendable cuando estás embarazada.

En el segundo trimestre de gestacion, en especial en las 14 semanas de embarazo,  tampoco querrás hacer ejercicios que te obliguen a acostarte de espalda. Cuando te acuestas en posición supina, el peso de tu útero presiona una vena grande llamada la cava. Este gran vaso lleva sangre de tus piernas al corazón. El flujo de sangre hacia tu corazón puede disminuir cuando te acuestas de espalda, así que éste puede acelerarse. El resultado puede ser falta de aliento. Si no cambias de posición, puedes y vas a desmayarte.

Consejos para el cuidado de la salud durante el embarazo

Además del aumento de tu contorno, llega todo el peso extra que ganas en el segundo trimestre. Algunas embarazadas se sienten tentadas a hacer dieta para no subir tanto de peso. Es importante que nunca hagas dieta durante el embarazo semana a semana. Sin embargo, puedes crear una Dieta de embarazo en Baby Fit.com sin perder peso. Durante la gestación, tu bebé depende de ti para obtener los nutrientes vitales. Si intentas perder peso, pones en riesgo su salud. Hacer dieta durante el embarazo puede dar como resultado bebés desnutridos y bajos de peso, además de un parto más complicado.

También debes evitar cualquier medicamento para hacer dieta como los diuréticos, que pueden deshidratarte y causar un impacto negativo en tu bebé.

Sin embargo, PUEDES tomar la decisión de consumir alimentos más saludables durante las 14 semanas de embarazo y siguientes. Considera reducir la cantidad de azúcares refinados y evitar las comidas extra procesadas. Usualmente, estas comidas tienen más calorías y te traen menos beneficios cuando se trata de nutrición. En el segundo trimestre, empezarás a necesitar entre 300 y 500 calorías más de lo normal para facilitarte un aumento de peso saludable. La mayoría de las embarazadas consumirán entre 2000 y 2400 calorías al día en promedio, dependiendo de su actividad física. Aunque el embarazo no es una licencia para comer pastel y helado todo el día, sí le permite a muchas mujeres la oportunidad de relajarse con la dieta y gastar un poco más en artículos que antes tal vez no consideraban. No tiene absolutamente nada de malo que te comas otro vaso de helado de vez en cuando, siempre y cuando no desayunes todos los días con helado y pastel.

Casi todos los días debes intentar elegir comidas bajas en grasas saturadas y ricas en nutrientes desde mucho antes de las 14 semanas de embarazo. Procura llevar una dieta bien balanceada y que incorpore comidas de los 4 grupos alimenticios. El calcio es particularmente importante durante el embarazo, así que busca alimentos ricos, tales como el yogur, el queso, la leche y los vegetales oscuros y frondosos.

La mayoría de las mujeres gana aproximadamente 1 libra por semana durante el segundo trimestre desde las 14 semanas de embarazo. Esto puede variar de semana en semana. En un mes puedes haber ganado 5 libras, mientras que en otro sólo 2. No te preocupes mucho por la escala, a menos que descubras que estás ganando peso en exceso. Recuerda que la hinchazón y la retención de líquidos son muy comunes cuando estás embarazada, y pueden producir fluctuaciones en el peso. Intenta no pesarte todos los días.

Algo que puedes hacer para estimular tu salud en general y asegurarte de que podrás perder todo el peso extra una vez hayas tenido a tu bebé es seguir haciendo ejercicio a lo largo de las 14 semanas de embarazo y el resto de la gestacion. El ejercicio no sólo te ayudará a agilizar el trabajo de parto, sino que te ayudará a sentirte mejor con tu cuerpo antes, durante y después del embarazo. Algunas buenas opciones pueden ser: caminata, natación, bicicleta estacionaria y yoga prenatal.

Recuerda que el crecimiento de tu cuerpo es un hermoso reflejo de la vida que llevas dentro. A medida que creces y te expandes, el bebé dentro de ti te agradece por nutrirlo y mantenerlo a salvo.

Por Guadalupe De La Cruz

2 comentarios en “14 Semanas De Embarazo. Infecciones Por Mascotas En El Hogar.

  1. Rosa De Leon

    Mi bebe no se muebe y tengo 17 semanas de embaraso, con diabetes y 41 años, es mi embaraso #8 . No uso drogas pero tengo miedo de ke nasca con sindrome de dawn.

    Reply
  2. Adriana

    Gracias por sus consejos la verdad me han servido mucho y sobre todo para saber como va creciendo mi bebe.

    Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *