11 Semanas De Embarazo.Venas Varices Y Hemorroides

Hasta estas 11 semanas de embarazo, podías ver a través de su piel. Por ahora, seguirá siendo del espesor de un papel, pero pronto se convertirá en una membrana de muchas capas y perderá parte de su transparencia. ¡En este momento, tu pequeñín debe ser capaz de abrir y cerrar los puños, y se están formando brotecitos en su boca que se convertirán en los dientes!

¿Qué tan grande es tu bebé a las 11 semanas de embarazo?

Tu bebe está creciendo cada día más a medida que continúa tu embarazo semana a semana. Para la onceava semana de gestacion tu bebé es lo suficientemente grande para sostenerlo en la palma de la mano: mide aproximadamente 1,6 pulgadas y pesa 0,25 onzas.

Hacia las 11 semanas de embarazo, sus dedos de las manos ya no parecen de anfibio y se encuentran separados, en vez de unidos por tejidos. Tu pequeñín se está aprovechando de todo el espacio en el que flota pateando y retorciéndose. En las próximas tres semanas crecerá increíblemente, casi hasta doblar su tamaño. En ningún otro momento de su vida sufrirá tantos cambios rápidos como en esta etapa de tu embarazo.

Tu Crecimiento Y Desarrollo En Las 11 Semanas De Gestación

Es posible que en estas 11 semanas de embarazo se te empiece a notar un poco (pero no mucho, a menos que ya hayas tenido otro bebé). Aunque ya estás casi en el final del primer trimestre, es posible que lo espectadores no te vean embarazada, lo cual es frustrante para algunas mujeres. Regocíjate con la seguridad de que tu útero ya es lo suficientemente grande para llenar tu pelvis, y probablemente esté husmeando cerca de tu hueso púbico. ¡Antes de que te des cuenta, tu barriga le anunciará al mundo que estás embarazada!

Cambios En Ti Durante El Primer Trimestre De Embarazo

Para las 11 semanas de embarazo, ya debes sentirte muy embarazada, así no lo parezcas. Tal vez empieces a notar que tu cabello y tus uñas crecen demasiado rápido. A algunas mujeres no les ocurre hasta que se acercan al tercer trimestre, pero otras lo notan enseguida. Algunas mujeres también descubren que su cabello está más desordenado de lo normal, así que no cuentes con tener risos perfectos durante el embarazo. Si has estado sufriendo náuseas terribles, consuélate con la idea de que sólo faltan una o dos semanas para que te sientas mucho mejor. Muchas mujeres empiezan a ganar peso, aproximadamente una libra por semana, durante el segundo trimestre, a medida que las náuseas amainan.

Durante las 11 semanas de embarazo tal vez sigas teniendo emociones mezcladas acerca del estar embarazada. Muchas mujeres van por los canales de salud y paternidad que hablan del embarazo. Mantén el ánimo arriba tanto como sea posible mientras sigues tu embarazo semana a semana, y recuerda que derramar una lágrima ocasionalmente es perfectamente normal y saludable.

Técnicas De Relajación Durante El Embarazo

La mayoría de las mujeres descubre que a medida que el embarazo progresa tienen dificultad para relajarse en especial durante las 11 semanas de embarazo. Esto puede ser el resultado del incremento del estrés debido al principio cercano de la maternidad, o simplemente de la incomodidad por llevar el bebé. A medida que tu útero crezca y se expanda, será más difícil sentirte cómoda en las noches, lo cual puede dificultarte la relajación… ¡y el sueño!

Afortunadamente, existe una solución simple para los trastornos de sueño: ¡una almohada para el embarazo! Las almohadas para el embarazo son el accesorio perfecto para cualquier embarazada que se muera por una buena noche de sueño, ya que ayudan a mejorar la comodidad, permitiéndole a muchas mujeres dormir por más tiempo en las 11 semanas de embarazo y hasta el dia del parto.

Ropa De Maternidad Que Ayuda A Las Madres Lactantes A Tener Éxito

La lactancia ya es bastante difícil de manejar sin tener que estar pensando qué ropa se acomoda fácilmente. Afortunadamente, existe una variedad de ropa de maternidad que la hace mucho más fácil. Muchas mujeres empiezan a buscar ropa para la lactancia cuando todavía están embarazadas, especialmente brasieres para amamantar. Ésta es una idea maravillosa, particularmente si notas que tus senos crecen y necesitan más soporte. La lactancia debe ser fácil, femenina y sobre todo cómoda.

¿Crees que el algodón es la mejor opción para un brasier para amamantar? Piénsalo de nuevo. El algodón puede estirarse o perder su forma con el tiempo. Cuando busques brasieres que te ayuden con la lactancia, considera uno con una mezcla de algodón y licra, spandex o nylon. Cuando se trata de amamantar, tienes una gran variedad de opciones disponibles.

Consejos Sobre Venas Varices Y Hemorroides Durante El Embarazo

Las várices atacan a muchas mujeres empezando las 11 semanas de embarazo. Algunas mujeres que sufren de venas várices antes del embarazo, descubren que empeoran con éste, mientras que algunas las padecen por primera vez. Generalmente, las venas várices se deben a un incremento en el volumen sanguíneo combinado con la presión que ejerce el útero en las venas de la mitad inferior del cuerpo. La presión de tu útero puede incrementar la presión sanguínea, especialmente en las piernas, lo cual produce una inflamación de los vasos sanguíneos y venas varicosas o abultadas.

Algunas embarazadas en las 11 semanas de embarazo también pueden desarrollar venas várices en lugares diferentes a las piernas. El volumen incrementado de la sangre y el peso del útero creciente pueden aumentar la presión en las pequeñas venas de la vagina o la vulva y cerca del recto. Cuando los vasos cerca de la vulva se dilatan, se conoce como várices en la vulva, y cuando se dilatan los vasos cerca del recto, se llama hemorroides.

Las hemorroides durante las 11 semanas de embarazo se asocian generalmente con dolor, rasquiña y sangrado. Los vasos sanguíneos dilatados relacionados con hemorroides pueden llegar a salirse del recto, causando gran incomodidad. Afortunadamente, la mayoría de las cremas y supositorios sin prescripción para las hemorroides pueden hacerla soportable. La crema anestésica Tronolane para las hemorroides alivia el dolor y la rasquiña enseguida.

De hecho, hay un anestésico antiinflamatorio disponible con prescripción que ayuda a aliviar casi todo el dolor que sientes durante el embarazo por culpa de las hemorroides. Es del laboratorio Kenwood y se llama AnaMantle HC. Muchas mujeres han descubierto que alivia el dolor inmediatamente. Una de las razones es que contiene Lidocaína, que adormece las hemorroides al contacto. Como sólo se vende con prescripción, debes consultar con tu médico a ver si puede ser indicado para tu caso particular. Probablemente, tu médico te recomiende éste u otro producto similar para aliviar el dolor y la inflamación relacionados con las hemorroides.

Normalmente, las hemorroides se vuelven más molestas a medida que el embarazo progresa. Con el esfuerzo del parto pueden agrandarse y causar bastante incomodidad. Después del parto, los baños de asiento, las almohadillas, el Anusol y la Lidocaína anestésica tópica pueden ofrecer un gran alivio. La buena noticia es que casi todas las hemorroides se contraen y desaparecen después del parto.

Las várices en la vulva pueden ser muy dolorosas ya que los labios se inflaman y se estiran debido a los vasos sanguíneos dilatados en las 11 semanas de embarazo y siguientes. El tejido labial puede llegar a inflamarse hasta el tamaño de una pelota de softball. No te angusties, después del parto, cuando se reduzca la presión en la pelvis, bastará con una bolsa de hielo para amainar la inflamación y el dolor.

La mayoría de las mujeres nota una mejoría en sus síntomas poco tiempo después del parto. Existen varios factores que influirán en tu susceptibilidad a las várices, incluyendo la historia de tu familia y la cantidad de peso que ganes durante el embarazo.

¿Existe algo que puedas hacer para evitar que se formen las várices? Aunque no hay garantías, puedes hacer varias cosas para minimizar los efectos de las venas várices y su incomodidad. Debes considerar invertir en un par de medias de maternidad que te den soporte. Las medias pantalón medicadas son un muy buen método para mantener una circulación adecuada en las piernas, previniendo las várices. Tal vez también te ayuden a minimizar el dolor causado por las várices previas al embarazo y a evitar que tu condición empeore. Debes ponértelas a primera hora de la mañana, antes de salir de la cama. Esto también te ayudará a evitar edemas excesivos o inflamación en las piernas todo el día.

El ejercicio también es vital durante las 11 semanas de embarazo y el resto de la gestacion para prevenir las várices. Entre más tiempo permaneces de pie, más probable es que la sangre se vaya hacia tus piernas, provocando problemas. Si tu trabajo te exige estar de pie o sentada por mucho tiempo, asegúrate de hacer pequeñas caminatas para promover la circulación. Intenta hacer alguna forma de ejercicio durante el día, así sean estiramientos mientras estás sentada en tu escritorio. Mover los dedos de los pies y los músculos de las pantorrillas puede mejorar tu circulación y evitar que la sangre se acumule en las piernas. También te darás cuenta de que el ejercicio para embarazadas da un empujón a tu ánimo, y por esa sola razón es invaluable.

Otra cosa que puedes hacer para minimizar las várices en las 11 semanas de embarazo es elevar las piernas cuando estés sentada o acostada. Si estás en casa, levanta los pies. También debes evitar cruzar las piernas, ya que eso ayuda a la sangre a acumularse. Cuando te sientes en tu escritorio, asegúrate de encontrar un lugar en dónde apoyar tus piernas. No olvides levantarte y caminar un poco periódicamente para mantener la sangre circulando por tu sistema.

La mayoría de las várices durante las 11 semanas de embarazo no son preocupantes, es sólo que a la mayoría de las mujeres no les gusta cómo se ven. Sin embargo, unas pocas personas pueden desarrollar coágulos en las venas. Las señales de coágulos incluyen bultos duros, rojos y dolorosos cerca de la superficie de la piel o piernas y pantorrillas inflamadas. Si el coágulo es superficial, no es peligroso porque está cerca de la piel. Tal vez tu médico te pida que uses medias de soporte, te pongas compresas tibias y descanses con los pies levantados. Si sospecha que el coágulo está en lo profundo de las venas te ordenará un estudio de la pierna mediante un ultrasonido Doppler. Si se encuentra un coágulo ahí, se conoce como trombosis venosa profunda.

Un coágulo profundo en las venas se puede convertir en un verdadero riesgo para la vida. Si se escapa de la vena y llega a los pulmones, se trata de una embolia pulmonar. Es una condición extraña, así que no te preocupes más de la cuenta, pero discute con tu médico si tienes o no factores de riesgo. Lo más seguro es que pueda calmarte y ofrecerte algunas sugerencias prácticas para superar cualquier temor o incomodidad que estés experimentando en las 11 semanas de embarazo o posteriores.

Si tus várices no desaparecen después del parto, afortunadamente existen muchos tratamientos disponibles, algunos más invasivos que otros. Los menos invasivos incluyen la escleroterapia, que puede ayudar a mejorar la apariencia de las venas varicosas y ramificadas en la pierna. El procedimiento se basa en una inyección de una sustancia química en el vaso sanguíneo indeseado que causa irritación y funde las paredes del vaso, lo cual lo lleva a una fibrosis, que lo inhabilita para llevar sangre y lo invisibiliza en la piel. Para venas más grandes tu médico puede recomendar un tratamiento láser. Asegúrate de consultarlo si tienes várices que continúan siendo dolorosas o incómodas varias semanas después del parto.

Por Guadalupe De La Cruz

1 solo comentario en “11 Semanas De Embarazo.Venas Varices Y Hemorroides

  1. luisa

    Buenas Tardes,
    Desearía saber q puedo hacer si mi novia y yo queremos tener un bebe y ella tiene varices en el utero. Es peligroso? Ojala q no porq estamos muy asustados

    Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *